Buscar este blog

domingo, 24 de abril de 2011

DESPIDO VOLUNTARIO Y DESENLACE INESPERADO

(Viene de la entrada anterior)
Decidí que hasta aquí habíamos llegado y que tenía que hablar con el superior de mi jefe y acabar con esta situación. Al día siguiente le conté lo que había pasado y algunas cosas más. Le conté que creía que eso era mobbing y que ya tenía hora en el médico para que me diera la baja por depresión porque no iba a soportar estar un solo día más en frente del capullo de mi jefe.
Le dije que no me iba a ir de baja voluntaria de la empresa. No me puedo permitir irme sin indemnización, ni paro y le rogué que, para evitarnos toda esa guerra que se avecinaba, me echara. Sí, que me despidiera a pesar de la crisis que hay y de que yo ya no soy ninguna niña.

Su respuesta fue ofrecerme un cambio de departamento. Se quiere cargar a mi jefe, pero aún no puede por varias circunstancias y no quiere prescindir de mi mientras tanto. La verdad es que me resistí al cambio, porque aún tendría que cruzarme alguna vez con mi jefe y la favorita, pero me convenció y acepté. A última hora del día pasó un email comunicando los cambios de departamento y añadiendo una coletilla: "voy a pasar mi despacho físico al departamento de...para colaborar en la gestión del mismo con...(mi jefe) especialmente en el tema de recursos humanos".

Y esto último, claro, ni lo esperaba ni lo deseaba. Ha sacado a mi jefe de su despacho y lo ha puesto en una mesa normal, como la mía o la de la favorita y se va a poner él en el despacho. Ni que decir tiene que mi ex-jefe y la favorita llevan días odiandome a muerte. Lo malo es que aunque ya he estado tres días en mi nuevo departamento, a partir de mañana tendré que volver al antiguo para enseñar a la persona que me sustituye y eso me ha creado un cúmulo de angustia y ansiedad que no me han permitido disfrutar de estos días de vacaciones como hubiera deseado. Así que mañana tendré que volver a mi antiguo puesto y sufrir el odio de aquellos dos. Tengo el consuelo de que el resto del departamento me apoya y comprenden mi postura. Todo el mundo dice que he ganado esta guerra, pero yo no siento que haya ganado nada. Yo me siento una víctima y si por mi fuera nada de esto hubiera pasado, a fin de cuentas yo lo único que quería era ir, hacer mi trabajo y ganarme mis castañas. Nada más.

5 comentarios:

Cinty ! dijo...

No es justo que tengas que hacer tanto cambio por un mal jefe, pero bueno, a tener la mente un poco más positiva y a darle con todo, a salir adelante.


Besote

♥ Ana ♥ dijo...

Tienes que tener la cabeza bien alta, al fin y al cabo los gilipollas son ellos, tú sólo has hecho lo que tienes que hacer, trabajar. El odio siempre se vuelve contra el que odia, no contra el odiado.

Lo peor es que tendrás que cambiar el nombre al blog "No aguanto a mi EX-jefe".
:)

Besos

Julia dijo...

Me alegro que te hayan cambiado de departamento, yo ignoraria ya, tanto a mi ex-jefe como a la otra. No hay mejor desprecio que no hacer aprecio.
Un beso

noaguantoamijefe dijo...

Hola a todas:

Cinty: no, no es justo y además me cuesta pasar nervios hasta que me adapte y controle el nuevo trabajo, pero no me queda otra.

Ana: eso me dicen todos, pero ha sido un mal trago. Y sí, al final voy a tener que cambiarle el nombre al blog, jajaja, quien lo hubiera imaginado.

Julia: Lo hago, desde que me fui, saludo educadamente y punto, ni una palabra mas ni una menos.

Un abrazo a todas y gracias por sus comentarios.

Arreglandoelmundo dijo...

La vida siempre nos pone pruebas y esta las has superado tu con creces esta claro :))

Claro que nadie quiere vivir algo asi pero si tengo que decirte que las personas buenas y trabajadoras mas tarde o mas tempranos vencen y tu has ganado esta batalla, que digo ESTA GUERRA...y ahora que se queden ellos esa amargura, odio,celos y rencor....

Difruta de tu nueva oportunidad, no es nada que no te merezca y que te has ganado con creces :))
FELICIADES!!
Saludos