Buscar este blog

domingo, 27 de febrero de 2011

TRUCO Nº3: PARA CUANDO LO QUE VES Y OYES EN LA OFICINA TE SUPERA


Hay momentos en los que lo que ves y lo que oyes en la oficina te supera. Te dan ganas de pegar un grito, mandar a alguien a la mierda o simplemente, flipas en colores. Para esos momentos inolvidables hay un truco que siempre funciona: búscate UN CÓMPLICE. Alguno de tus compañeros que esté tan quemado como tú, que vea lo que tú ves, alguien a quien se le revuelvan las tripas tanto como a ti. Por supuesto, lo primero es tener claro que se siente exactamente como tú y que no te va a traicionar bajo ninguna circunstancia.
Una vez te sientas plenamente segura, empieza el juego de complicidades: emails cómplices, conversaciones secretas por los teléfonos interiores, miradas pícaras y palabras en clave para nombrar a los interfectos.

Si la situación en tu oficina es muy crítica, como es mi caso, no te será difícil encontrar no uno, sino varios cómplices y se convertirán en un desahogo imprescindible.

Gracias, cómplices, qué haría yo sin ustedes.

P.D. Eso sí, no olvides eliminar tus emails y vaciar la carpeta de elementos eliminados. No dejes rastro.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Está muy bien tu blog. La verdad es que el 90% de los jefes de España son unos inutiles sin preparación. LLegan a sus puestos porque son unos enchufados (familiares, pelotas, etc.), y nosotros los empleados estamos sacándoles de todos los embrollos que se meten (no tienen ni puta idea). Seguiremos en contacto. Ahora tengo que trabajar para que esta empresa no se vaya al garete gracias a mi jefe ( es un inutil). Saludos

Paco Nadal dijo...

Jajajaja, muy bueno el blog y el plantamiento. ¡Cuantos buenos trabajadores, cuantos esfuerzos, cuantos proyectos se van al garete simplemente porque no hay un buen director de orquesta!
Hay una frase que me gusta: soy buen escudero si tengo buen señor. Yo nunca quise ser jefe, no valgo para ello. Pero lo que más toca las narices es tener que trabajar para uno inepto que no sabe crear equipo... ni sacarle lo mejor a sus escuderos

Julia dijo...

No olvideis que todos estos ineptos necesitan tener a sus priviligiados, ellos son sus chivos espiatorios, ahí están los pelotas y rastreros, que les interesan mucho, de ellos sacan la mayor parte de la información, los amantes, por no definirlos de otra manera para que suene vulgar. No te fies de los complices que trabajan a tu lado, pues estos solo lo serán hasta que el inepto, les preste alguna atención, ellos serán los primeros que te darán la espalda. Por quedan muy pocos valientes.

Saludos,
Julia

noaguantoamijefe dijo...

Anónimo: No sé anónimo, ¿el 90%? Eso pone muchas nubes negras a mi esperanza.

Paco Nadal: es así de triste, ni sabe crear equipo, ni sacarle lo mejor a sus escuderos, ni na de na. Y tú todo el día viajando por ahí...ay como te envidio.

Julia: estáte tranquila, sé elegir mis cómplices...de hecho mi próxima entrada irá sobre pelotas y rastreros, porque mi cómplice y yo estamos alucinando.

Besitos a todos.

Arreglandoelmundo dijo...

Pues si es muy bueno tener un complice, porque el tenerlo es un escape en muchos sentidos, y mas cuando es el único que te va a entender a la perfección, xq también lo vive...eso si, cuidado a quien se elege :)
saluditossss

Minnie Mousse dijo...

Cuando el jefe es así no es difícil encontrar a más gente hasta las cuyons.

Laurita dijo...

Los emails que se envían a través del servidor de la empresa no NECESARIAMENTE se borran.

Es muy fácil para el jefe ordenar una copia de tus emails para investigar tus comunicaciones.

Simple precaución: ¡no usar el email de la empresa PARA NADA!

noaguantoamijefe dijo...

Gracias por la advertencia, Laurita, lo tendré en cuenta.
Besos.